colegiacionessanidad ópticasformaciónAula Virtual COOCVMemoria de Actividades 2017convenios colectivosadministracióninformación para colegiadosAcceso directo a Bonificaciones CuotaOfertas de ServiciosPago Cuota de Entrada

17 DE MAYO. DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

La hipertensión arterial puede afectar a la retina y provocar pérdida visión

La hipertensión arterial afecta a las arterias de diferentes órganos, actuando silenciosamente durante mucho tiempo antes de que el daño sea apreciable clínicamente. El aumento de la presión arterial incrementa la probabilidad de dolencias cardiacas, neurológicas, y también puede causar enfermedades que afectan a la visióncomo la retinopatía hipertensiva que son el conjunto de alteraciones y degeneraciones provocadas por una tensión arterial elevada de manera continua en los vasos sanguíneos de la retina. El riego sanguíneo hace que las arterias más pequeñas se vuelvan más gruesas y puede provocar que se bloqueen o sangren afectando a la visión. 

La retinopatía hipertensiva no suele dar síntomas hasta que la enfermedad se encuentra en estado avanzado. Debido a ella, los pacientes pueden referir visión doble, alteraciones visuales como halos o moscas volantes, dolores de cabeza e incluso pérdida súbita de la visión. En estos casos, los problemas de visión pueden ser ya irreversibles.

Andrés Gené, Presidente del COOCV, aconseja que “es fundamental que los pacientes hipertensos, además de tratar de tener controlada la tensión arterial, se realicen de forma periódica exámenes de fondo ocular, una prueba sencilla e indolora, en la que el óptico optometrista analiza la retina y sus vasos sanguíneos para detectar de forma temprana la aparición de los primeros signos de retinopatía hipertensiva”. En estos casos, el óptico optometrista deriva al paciente al oftalmólogo para recibir el tratamiento más adecuado.

Documentos relacionados

N.P. 17 DE MAYO. DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL