colegiacionessanidad ópticasformaciónAula Virtual COOCVMemoria de Actividades 2018convenios colectivosadministracióninformación para colegiadosAcceso directo a Bonificaciones CuotaOfertas de ServiciosPago Cuota de Entrada

EL COLEGIO DE ÓPTICOS-OPTOMETRISTAS DE LA CV, LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE LA ANIRIDIA Y LA ONCE INSTALAN UN CIRCUITO DE MOVILIDAD PARA CONCIENCIAR SOBRE LAS DIFICULTADES A LAS QUE SE ENFRENTAN EN LAS CALLES LAS PERSONAS CIEGAS O CON BAJA VISIÓN

Las aceras de nuestras ciudades están salpicadas de obstáculos que dificultan la movilidad a 1 millón de personas con Baja Visión y Ciegas

Con motivo del Día Internacional de la Aniridia, el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana (COOCV), la Asociación Española de Aniridia y la ONCE han instalado esta mañana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un circuito de movilidad y obstáculos para concienciar sobre la Baja Visión y la Ceguera Legal. "El objetivo principal de esta inciativa ha sido   concienciar a la población sobre las dificultades a las que se enfrentan las personas con Baja Visión o Ceguera Legal al desplazarse por las aceras y las calles de las ciudades", ha señalado Mar Argudo, miembro de la Junta de Gobierno del COOCV, que ha añadido que "los ópticos-optometristas a través de diferentes técnicas y ayudas ópticas y electrónicas, optimizamos el resto visual de las personas con baja visión para que puedan volver a realizar una vida lo más normal posible".

 

El circuito ha sido inaugurado por el atleta paralímpico David Casinos y Farala, su perra guía. "Lo más complicado de mi preparación diaria como deportista es el camino que tengo que hacer cada día desde mi casa hasta el lugar de entrenamiento. Las calles y las aceras están repletas de obstáculos que a las personas ciegas como yo, o con baja visión, nos plantean un desafío y un estrés continuo", ha relatado el deportista.  

Los ciudadanos que han participado en el circuito han podido comprobar en primera persona, lo difícil que es circular y moverse por una ciudad con problemas de visión.

 

Los participantes han podido experimentarlo, usando tanto gafas que simulan diferentes patologías de baja visión, como antifaces que simulan ceguera total y, con un bastón,  han intentado desenvolverse por un circuito con diversos obstáculos, como patinetes, mesas, sillas, contenedores o bicicletas. Obstáculos que día a día se dejan en las calles, bien por falta de empatía bien por desconocimiento de la situación a la que se enfrentan las personas ciegas o con Baja Visión y los 4 millones de personas que en España tienen dificultad para desplazarse.

Documentos relacionados

Nota de Prensa enviada a los medios de comunnicación