colegiacionessanidad ópticasformaciónAula Virtual COOCVMemoria de Actividades 2018convenios colectivosadministracióninformación para colegiadosAcceso directo a Bonificaciones CuotaOfertas de ServiciosPago Cuota de Entrada

LAS LENTES DE CONTACTO SON UN PRODUCTO SANITARIO QUE SIEMPRE DEBE ADAPTADA POR EL ÓPTICO-OPTOMETRISTA

Las lentes de contacto son un producto sanitario de adaptación individualizada, y como tal, tienen que ser siempre suministrado bajo la supervisión del óptico-optometrista, el profesional sanitario cualificado para su adaptación tras valorar la idoneidad mediante un completo examen visual.

EL ÓPTICO-OPTOMETRISTA GARANTÍA DE SALUD VISUAL

La falta de adaptación, control y/o revisiones periódicas hace que surjan casos de infección en usuarios de lentes de contacto, muchas veces provocados por el mal uso de las mismas. Infecciones que pueden derivar en graves daños para el sistema ocular y que se multiplican en los meses de verano.

Para evitarlo, es fundamental cumplir los consejos relativos a la colocación de las lentes de contacto, su limpieza, el mantenimiento de las mismas y la realización de revisiones periódicas.

Seguir las recomendaciones y consejos del óptico-optometrista garantiza la salud visual de los usuarios de lentes de contacto.

LAS LENTES DE CONTACTO SIEMPRE EN ÓPTICAS

Los establecimientos sanitarios de óptica son los únicos que garantizan que las lentes de contacto cumplen con todos los requisitos sanitarios y de calidad. Como producto sanitario, las lentes de contacto deben seguir un riguroso control, tanto de su origen como de su conservación.

Además, en las ópticas encontramos el asesoramiento experto del óptico-optometrista, capacitado para adaptar las lentes de contacto de forma individualizada y personalizada a cada paciente atendiendo a sus necesidades, características personales y al uso que les va a dar.

Otro canal de venta, como por ejemplo internet, incrementa el riesgo para la salud ocular, al no haber una supervisión de la adaptación y no existir revisiones periódicas que permitan evaluar el control adecuado de las mismas.

No juegues con la salud de tus ojos.