colegiacionessanidad ópticasformaciónAula Virtual COOCVconvenios colectivosadministracióninformación para colegiadosAcceso directo a Bonificaciones CuotaOfertas de ServiciosPago Cuota de Entrada

El COOCV recomienda que los escolares se realicen una revisión visual al inicio del curso

La mitad de los niños que necesitan gafas no lo saben porque nunca se han realizado un examen visual



Hoy comienza para los alumnos de infantil, primaria y secundaria de la Comunitat Valenciana el curso escolar. Además de tener a punto los libros y el material escolar, es fundamental que los niños afronten el inicio del curso con su vista a máximo rendimiento, ya que en los próximos meses van a tener que enfrentarse a muchas horas de lectura y de estudio que va a exigir un enorme esfuerzo a sus sistema visual.  

Sin embargo, 3 de cada 4 niños de la Comunitat Valenciana no se han realizado un examen visual antes de comenzar el curso. De hecho, el 50% de los niños que necesitan gafas no las usa porque sus padres lo desconocen. 

Desde el Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana, su Presidente, Vicente Roda recomienda que “aunque los padres no hayan detectado ninguna anomalía, es imprescindible que en las próximas semanas todos los niños que no lo hayan hecho acudan al óptico optometrista para realizarse un completo examen visual”.


MALA VISIÓN Y FRACASO ESCOLAR 

En España se calcula que el 30 por ciento de los casos de fracaso escolar están relacionados directamente con alteraciones de la visión no detectados, tales como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la ambliopía u ojo vago. Para Vicente Roda, Presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana “es necesario que los padres se conciencien de que al menos una vez al año tienen que llevar a sus hijos al óptico-optometrista para revisar su visión”.

Una mala visión impide al niño seguir el ritmo de las clases y estudiar confortablemente, lo que supone un lastre para su aprendizaje, pudiendo desembocar en fracaso escolar.

Los padres y los profesores deben estar atentos a una serie de síntomas que pueden indicar que el niño sufre problemas visuales:

• Frunce el ceño, guiña los ojos o gira la cabeza y el cuello para mirar de lejos o de cerca. 
• Se le irritan los ojos cuando escribe o lee, le escuecen y se frota los párpados con frecuencia. 
• Se queja habitualmente de dolores de cabeza
• Tropieza con facilidad, consecuencia de la deficiencia en la sensación de profundidad.
• Tuerce un ojo.
• Comete muchos errores al copiar palabras de la pizarra.
• Tiene baja comprensión de la lectura para su edad.
• Tiene excesiva sensibilidad a la luz (fotofobia)
• Evita actividades que requieren visión de cerca, como leer o hacer los deberes, o visión de lejos, como el deporte u otras actividades de ocio.
• Suele sentarse cerca de la tele o se aproxima mucho a los libros. 


USO DE MÓVILES, TABLETAS Y ORDENADORES 

En los últimos años hemos asistido a la incorporación de los ordenadores y más recientemente de las tabletas electrónicas a la vida diaria de los niños y más recientemente también se están introduciendo en las aulas de los colegios. Estos nuevos dispositivos suponen un importante avance en la educación de los niños, sin embargo el uso diario de estas nuevas tecnologías están provocando un incremento del número de estudiantes con problemas visuales. Según Vicente Roda, Presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana “cada vez los niños dedican más tiempo a actividades en las que se realiza un gran esfuerzo en visión cercana, como la lectura, ver la televisión, el uso del móvil, trabajar con el ordenador o jugar con la consola, lo que está produciendo un incremento de escolares miopes”. De hecho, hay estudios que señalan que el 33% de los adolescentes serán miopes en 2020 como consecuencia del uso inadecuado de los dispositivos electrónicos. 

Para el Presidente del Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana “los padres deben ser los primeros en controlar el tiempo que los niños pasan delante de un aparato electrónico”

A la hora de usar estos dispositivos es recomendable:
 
• Alejar las pantallas. 
• Poner un tamaño de letra grande para que el esfuerzo de lectura sea menor 
• Aumentar el contraste de la panta
• Tener una buena iluminación, preferiblemente luz natural