colegiacionessanidad ópticasformaciónAula Virtual COOCVMemoria de Actividades 2017convenios colectivosadministracióninformación para colegiadosAcceso directo a Bonificaciones CuotaOfertas de ServiciosPago Cuota de Entrada

14 DE NOVIEMBRE. DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES

EL ÓPTICO OPTOMETRISTA ES FUNDAMENTAL COMO PROFESIONAL SANITARIO EN LA ATENCIÓN PRIMARIA VISUAL, PARA LA DETECCIÓN PRECOZ DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA, PRIMERA CAUSA DE CEGUERA IRREVERSIBLE, Y LA DERIVACIÓN AL MÉDICO PARA SU MANEJO Y TRATAMIENTO

En los últimos años, la Diabetes está experimentando un rápido aumento en aquellos países que tienen un nivel de vida más bajo. La detección precoz de la diabetes es fundamental para controlarla y prevenir futuras complicaciones.

La retinopatía diabética es la complicación microvascular más común de la diabetes y la primera causa de ceguera irreversible en personas en edad laboral en las sociedades industrializadas. Según el Primer Barómetro Mundial sobre la Retinopatía Diabética, el principal temor de los diabéticos es quedarse ciego, de hecho, el 12% de los nuevos casos de ceguera en el mundo están provocados por la diabetes. En este sentido, el presidente del COOCV, Andrés Gené, señala que “se requiere una mayor implicación de todos los profesionales sanitarios con el paciente diabético en beneficio de su salud, con una colaboración interprofesional entre los médicos y los ópticos-optometristas”, añadiendo que “desde la atención primaria y dada la facilidad de acceso, los ópticos optometristas desempeñamos un papel fundamental en la detección precoz de la retinopatía diabética en enfermos de diabetes para su derivación y tratamiento adecuado, en tiempo y forma, por el médico oftalmólogo” y recuerda que “es importante acudir a controles periódicos y realizarse una revisión visual completa, ya que la retinopatía diabética no suele presentar síntomas en sus primeras fases, y cuando se detecta suele estar tan avanzada que ha provocado daños irreversibles en el sistema visual”.

Algunos de los síntomas que pueden alertar a los enfermos suelen ser la visión borrosa y la dificultad para ver de noche, además, las personas que padecen edema macular sufren una disminución progresiva de la visión.